Creación de nuevo espacio museístico de cerámica en bodegas FYA SL (Navarrete)

PROMOTOR

Bodegas FYA S.L.

CATEGORÍA

Productivo

ZONA DE ACTUACIÓN

Navarrete

INVERSIÓN

180.322,82€

AYUDA

72.129,13€

Descripción del proyecto

 

El proyecto ha consistido en la construcción de un espacio museístico con capacidad para unas 50 personas y que complementará la oferta cultural de la propia Bodega, incorporando una colección permanente de unas 850 piezas de alfarería, recuperadas desde el siglo XVI a fechas actuales y que conforman la colección más importante del Norte de España en esta materia.

 

Además, este espacio museístico, se complementa con un potente e Innovador audiovisual, donde los visitantes pueden disfrutar de un vídeo de unos 10 minutos acerca de la historia de la alfarería y su relación con el vino y otros productos de la región, desde el origen de la humanidad a nuestros días. Dicha proyección se realiza sobre una pantalla curva envolvente de 180 grados y de una longitud de unos 30 metros, con una altura de 3 metros, proyección hasta la fecha, pionera en España.

 

Así mismo la implicación con otros elementos culturales del entorno viene directamente relacionada con el Área de Exposición permanente y área museística que alberga una importante colección de cerámica popular riojana, recogida por el historiador Enrique Martínez Glera durante más de 15 años.

 

Este proyecto de creación de un Espacio Museístico queda incardinado en un proyecto más amplio que está desarrollando Bodegas FYA en Navarrete.

 

El Proyecto en su conjunto plantea la construcción de un hotel de 4 estrellas con 29 habitaciones, dotado de restaurante, zona de exposiciones museísticas, salas de eventos y reuniones y servicios enoturísticos que pretende potenciarse con la vinculación a la nueva bodega de elaboración, almacenamiento, crianza y embotellado de vinos de D.O.Ca. Rioja en un único conjunto edificado.

 

OBJETIVOS:

    • Aumentar el número de clientes
    • Aumentar el beneficio neto del cliente y/o de cada segmento.
    • Retener clientes culturales como compradores de vino y tractores de otros clientes.
    • Posicionamiento de la marca museística en el mercado nacional e internacional.
    • Elevar el nivel de satisfacción de los visitantes generalistas y de los visitantes comerciales y técnicos.