Eremitorios de La Rioja Alta

Descripción del proyecto

VER PUBLICACIÓN 

CARTOGRAFÍA

La defensa del patrimonio necesita de tres elementos fundamentales para su preservación. En primer lugar necesita ser estudiado, es decir, necesitamos de una información concreta y precisa de qué elementos disponemos, qué representan y cómo se encuentran.

Un aspecto clave en este conocimiento es su delimitación física y concreta. Todo lo que no se encuentra delimitado, puesto en un mapa. Específicamente determinado, no se puede proteger ya que es difícil aplicarle normativas de protección. Este conocimiento además, permite dejar testimonio de aquellos elementos que se encuentran en riesgo de desaparición.

En segundo lugar, es necesario difundir la existencia de este patrimonio. El posicionamiento de la población local frente a los elementos patrimoniales es fundamental. No podemos, o es al menos terriblemente complicado, proteger el patrimonio sin la colaboración en el proceso del conjunto social. Por eso dar a conocer los elementos del patrimonio, difundir su valor y sensibilizar sobre la necesidad de protección es un aspecto clave. También, porque su conocimiento evitará acciones que pudieran atentar contra el mismo simplemente por desconocimiento de su interés o valor.

Por último y en tercer lugar, es necesario planificar las acciones a desarrollar para su preservación, conservación y si fuera necesario, su conservación.

Desarrollar este proceso, con estos tres pasos, con el fin de conservar el patrimonio, es el objetivo fundamental de este proyecto que, enmarcado en la estrategia de ADRA  dentro de una de sus líneas de conservación del patrimonio como uno de sus activos fundamentales tanto de la estrategia de cohesión social como en la desarrollo endógeno, se quiere centrar en un tema que, en otros lugares del Valle del Ebro está en un interesante estudio y/o intervención pero que en nuestra zona no está suficientemente abordado:

Los eremitorios y las ermitas rupestres. El inventario se centrará en los eremitorios rupestres, es decir los practicados en la roca, donde los habitáculos se consiguen horadando la roca mediante un sistema extractivo, que produce como resultado una arquitectura singular. Esta característica es la que ha permitido que estas construcciones lleguen hasta nuestros días, unido a que su ubicación sea en  lugares alejados y recónditos.

PROMOTOR

ADRA

CATEGORÍA

No productivo

ZONA DE ACTUACIÓN

TERRITORIO ADRA

INVERSIÓN

7.381,00 EUROS

CONTACTO